miércoles

"Hallarse en un agujero, en el fondo de un agujero, en una soledad casi total y descubrir que sólo la escritura te salvará. No tener ningún argumento para el texto, ninguna idea de texto es encontrarse, volver a encontrarse delante de un texto. Una inmensidad vacía. Un texto posible. Delante de nada. Delante de algo así como una escritura viva y desnuda, como terrible de superar. Creo que la persona que escribe no tiene idea respecto al texto, que tiene las manos vacías, la cabeza vacía, y que, de esa aventura, sólo conoce la escritura seca y desnuda, sin futuro, sin eco, lejana, con sus reglas de oro, elementales: la ortografía y el sentido." Marguerite Duràs