domingo

desamparo


un miedo inexplicable. miedo a todo, distinto e inseparable de la vida misma.
los gritos de la noche. los pájaros y sus presagios de espanto.
las penas de la infancia.
los árboles aullando su condena frente al viento, cautivos de la indiferencia del mundo.
la desesperación de no encontrar el nombre de las cosas.
el imposible retorno a las palabras.
sin plegarias.
sin Dios.
un abandono imprevisto y peligroso.

no hubo una hora consignada. ningún indicio.
sólo un estremecimiento inesperado.
como si la soledad, de pronto, lo hubiera interrumpido todo.