miércoles

(mientras espero)


hay un momento en que todo se desprende de mí ,
las estrellas que cayeron en mi cielo
me son arrebatadas,
sin embargo, e
spero.

un sol oscuro abraza las paredes,

algunas ventanas tropiezan con su sombra
- reflejo desnudo en los cristales -
la tormenta sacude bruscamente las espigas,
un estremecimiento recorre los pétalos
y el agua desgarra la orilla,
una tras otra las olas tocan el cielo y vuelven a caer:

el mar brama su exilio.

se marchita el paisaje.

pero otra vez la luz del sol

cae en los campos y en los bosques.
los médanos, los estanques y los ríos toman su color.
los pájaros cantan en las ramas más altas de los árboles,

entonces, mis manos -como alas-
traspasan el lugar deshabitado que media entre nosotros
y acarician sus labios
(mientras espero)