viernes

mi abrazo al viento


una puesta de sol.
aquella dulce canción cantada por un niño,
inocencia cargada de sollozos.
la maravillosa banalidad de un árbol
y mi grito oprimido cada atardecer,
como una condena de Dios que busca en que mar desembocar.

un derrumbamiento silencioso.

(el primer silencio de la tierra)

el deseo nacido en un infierno de distancia.
-estaba allí en el espacio y en el tiempo-
parece que hubiera atravesado el mundo. durante siglos.
un deseo arrogante. inapelable.

podría anidar su vida entera dentro de mi cuerpo. lo salvaría

sin embargo, apenas puedo confiar mi abrazo al viento.

24 comentarios:

  1. también puedes confiar al viento tus versos porque los extenderá como un perfume de total belleza...
    BESOS

    ResponderEliminar
  2. Me encanta Ana. Qué fuerza, cada palabra, cada verso, cada estrofa.

    Cuánta tristeza genera el deseo imposible, " un deseo arrogante. Inapelable"

    Me gusta tru prosa.

    Beso

    ResponderEliminar
  3. "Y le digo a aquella que se anima en el sueño
    contra el ascenso de las sombras, contra la niebla del mar y el rocío nocturno: la vela está aventando hacia lo más claro de las aguas....
    Dichosa la curva que se inscribe en la pura delicia de la amante"
    (La respuesta la tenía nuestro querido Saint-John Perse, no hacía falta "razonar" nada)
    Besos del REL

    ResponderEliminar
  4. Una puesta de sol, un silencio de la tierra, un abrazo confiado a medias al viento...el deseo entonces estará bien guardado...y si estalla?


    Hermosos,dolorosos, fuertes versos.


    Un beso, Ana!

    ResponderEliminar
  5. Hacen doler las palabras a veces, Anita.
    Es extraño esto de abrazar el viento...abrazar la nada..."el deseo nacido en un infierno de distancia", me gusta el texto.
    Te abrazo con el alma.

    ResponderEliminar
  6. Que belleza,que foto linda...Felicitaciones amiga.Visitame!

    ResponderEliminar
  7. Que romántica estas...muy bonito

    Un beso

    ResponderEliminar
  8. La belleza del dolor de lo inalcanzable resumida en la banalidad de los árboles...
    A veces eres increible.
    ¡Cuanta fuerza! Anita,
    Abrazos todos los posibles.

    ResponderEliminar
  9. Así es, no hay nada más allá, somos polvo estelar

    ResponderEliminar
  10. "podría anidar su vida entera dentro de mi cuerpo"

    Es encantador escuchar una frase de la boca de una mujer...

    Saludos y un beso!

    ResponderEliminar
  11. Dolor... deseo y pasión; son una fuerza que mueve al mundo... y mueve a escribir versos tan intensos como los tuyos. Gracias

    ResponderEliminar
  12. Que bella poética, mi queridísima!

    Vos sos capaz de abrazarlo y retenerlo… quién se negaría a tus brazos!

    Besos eólicos

    ResponderEliminar
  13. Y el viento trasladará tu abrazo hasta donde debe ir y volverá hasta ti, y así sucederá hasta que el viento deje de ser necesario.

    Besos.

    ResponderEliminar
  14. al viento le hurto el eco de tus palabras...

    hermosísimo

    un beso

    ResponderEliminar
  15. me gusta me gusta, pero qué hago si el no tiene vida ¿?

    ResponderEliminar
  16. ..."sin embargo, apenas puedo confiar mi abrazo al viento."

    Triste y Hermoso.

    Besotes

    ResponderEliminar
  17. Es mejor confiar un abrazo que oprimir un grito...
    Un beso
    PD: el sàbado estuve conversando con un amigo tuyo, y se lo hice saber (que te conozco)

    ResponderEliminar
  18. www.omundoencantadodospoetas.blog.com
    Mi nueva obra amiga sea una seguidora..Besos

    ResponderEliminar
  19. Preciosos versos, todo se vuelve diferente cuando te leo. Tengo que acercarme más a ti. Me conforta tu presencia. Ah..también se te echa de menos por mi casa.
    V.

    ResponderEliminar